Nara y Fushimi Inari

Desde nuestro campamento base, en Kioto, haríamos todas las excursiones que teníamos previstas gracias al Japan Rail Pass. Lo tendríamos activo durante una semana. Ese día tocaba ir a Nara, la ciudad de los ciervos; y a la vuelta, como estaba en la misma línea de tren, parar en el Fushimi Inari, el templo más bonito y representativo de Japón. Nos seguía haciendo un tiempo de escándalo y ya le habíamos pillado el horario al país. Los planes iban saliendo bien y nuestro estado de ánimo seguía en aumento. No podíamos ser más felices.

wpid-wp-1446433514047.jpg

Leer más →