Nueva Zelanda isla sur III

​Nos habían cambiado el alternador de la furgoneta y ya funcionaba perfectamente, pero el sol del que disfrutamos los primeros días, había sido solo un regalo de bienvenida. Tras dejar Wanaka, el cielo estaba totalmente cubierto, hacía un frío que pelaba, y en general, todo lo que veíamos era de un color grisáceo bajonero. Y aunque uno no quiera, el humor cambia según el clima, y se nos quitaban las ganas hasta de hacer chistes. Aun así, pusimos rumbo al Monte Cook con pocas esperanzas de verlo despejado y de camino allí pasamos por el lago Pukaki.


Leer más →

Nueva Zelanda isla sur II

Empezábamos a cogerle el gusto a la furgoneta. Era pequeña y chupaba mucha gasolina, pero el espacio estaba bien aprovechado. La cama era un tablón de madera que se plegaba y la parte de atrás se convertía en un pequeño saloncito donde cocinábamos, cenábamos y pasábamos el tiempo hablando de nuestras cosas o jugando a las cartas. Además, como hacía frío para estar fuera y la gente era un poco siesa, no interactuamos demasiado con el resto. Para mí, Irene, la cena en nuestra casa móvil era el mejor momento del día. Y si encima tocaba spaghetti con tomate, aún mejor. No tenían chorizo como los de mi madre, que es mi comida favorita del mundo, pero no estaban nada mal. Ya lo he dicho mas veces pero me reitero, Víctor es un gran cocinero.

wp-1481589486488.jpg
Leer más →

Lombok – Rinjani

Después de haber vivido una experiencia totalmente sorprendente en Sulawesi con los Tana Toraja, nos apetecía cambiar de aires y viajar a otra isla, a Lombok. Ésta es famosa por dos atracciones turísticas: las islas Gili y su volcán Rinjani. Habíamos escuchado a un montón de mochileros contar sus batallitas sobre este volcán, así que nos picaba mucho la curiosidad. ¿Realmente iba a ser tan duro como nos lo habían pintado? Yo, Víctor, estaba decidido a comprobarlo por mí mismo, pero Irene, estaba bastante asustada por el esfuerzo físico que suponía.

La idea era sufrir tres días subiendo y bajando por la jungla, para luego poder descansar en alguna de las tres islas Gili. Buscando, encontramos un billete bastante barato desde Makassar hasta la capital de Lombok, Mataram, con la compañía Lion Air. Pero de nuevo, el autobús nocturno que cogimos en Rantepao nos dejó en el aeropuerto de Makassar a una hora incomprensible: las 4 de la mañana. Como ya tenemos experiencia, buscamos un sitio con wifi y un supermercado cercano, para pasar las ocho horas de espera, con una sola idea en la cabeza: alcanzar la cima del Rinjani. A pesar de que ya llevábamos casi un mes de viaje, aún no habíamos hecho ningún trekking, y a nivel deportivo estábamos hechos unos piltrafillas. Una cosa estaba clara, los próximos días no iban a ser sencillos. Así que, ¡ánimo valiente!

wp-1475062294962.jpg

Leer más →