Rainbow beach – Brisbane

Tras Airlie Beach y después de despedirnos de nuestros nuevos amigos, estuvimos un par de días básicamente de viaje. Como no teníamos mucho tiempo y ya nos habíamos gastado bastante dinero, nos saltamos Hervey bay, donde se pueden ver ballenas, pagando por el tour; y la excursión a Fraiser Island. Nuestra idea era llegar a Rainbow beach y a partir de ahí bajar un poco el ritmo. Por la carretera, seguíamos viendo un montón de canguros muertos, pero cuando llegamos al área de descanso “Boyne River”, donde íbamos a pasar una noche, nos llevamos una inmensa alegría. ¡Vimos nuestro primer canguro vivo! Qué ilusión, madre mía, le hicimos un millón de fotos. No nos imaginábamos, ni por asomo, que más adelante veríamos cientos de ellos.

wp-1478378115488.jpg
Leer más →

Bali parte II

Habíamos llegado a Ubud, al hotel de ensueño que habíamos reservado para dos días, saltándonos un poco el presupuesto. Aunque tampoco a lo bestia. Y como lo prometido es deuda, yo, Víctor, os cuento la que lié en la entrada del alojamiento. Resulta que por Booking había reservado parking, y cuando vi la señal de Tini Villas, me metí “to tieso” como un toro, sin mirar, por un camino diminuto pegado a una acequia. Obviamente eso no llegaba a ningún sitio, solo podían pasar motos, y el coche se quedó atravesado taponando la entrada de una calle por la que venía un millón de locales con sus motos. En dos segundos aquello se llenó de chavales que pitaban y cantaban sin parar mientras yo, histérico, era incapaz de ir marcha atrás en la curva sin tirar el coche al agua. Se me empañaban hasta las gafotas del estrés. Al final un taxista local fue el que nos sacó del embrollo, aunque le costó lo suyo maniobrar. Fue un momento horrible pero todo quedó en una anécdota sin importancia cuando vimos el paisaje de arrozales donde se encontraba situado el hotel. ¡Qué maravilla!.

wp-1477341420933.jpg

Leer más →