Magnetic Island – Whiteheaven beach

Nos levantamos temprano en Cairns y fuimos hasta las oficinas de Wicked para recoger nuestro coche con tienda de campaña incorporada. Empezaba nuestra vida como campistas por Australia. Lo primero que hice yo, Irene, fue bajarme la aplicación Campermate donde vienen estupendamente señalados todos los lugares donde puedes parar a dormir. Todos nos imaginábamos en nuestro sueño de “road trip” australiano que con tu vehículo, podrías parar en cualquier sitio y dormir donde te diera la gana. Pues no. O lo haces donde está señalizado o te pueden poner una multa. Hay tres tipos de campings: los carísimos con todas las comodidades para los viajeros, los low cost, y los gratuitos, que son los que están más lejos de los lugares turísticos, y con menos facilidades. Obviamente a esos íbamos a ir nosotros. Yo me encargaría de buscarlos, de llevar todo apuntado en el maps.me (aplicación de mapas offline), y Victor de conducir. El equipo perfecto en la carretera.

wp-1478157245674.jpg
Leer más →

Bali parte I

Nos quedaban seis días en Indonesia y decidimos pasarlos en Bali. Al principio teníamos nuestras dudas porque mucha gente nos había dicho que era demasiado turístico, pero nuestras amigas de Gili Air nos aconsejaron que alquiláramos un coche y recorriéramos la isla a nuestro rollo, huyendo de las zonas más concurridas. Nos pasaron el contacto de una empresa local (móvil +6287860131999) y conseguimos alquilar por 12 € al día un “Jimmy”, un pequeño 4X4 que estaba viejo y hecho polvo, pero que nos haría un buen apaño. Vaya si lo hizo…

wp-1476845012313.jpg

Leer más →

Parque Nacional de Komodo

Seguíamos en Gili Air con nuestras amigas y desde allí queríamos ir hasta la ciudad de Labuan Bajo, en la isla de Flores, desde donde podríamos ir a bucear a Komodo, otro de los puntos más alucinantes de Asia para hacer inmersiones. O al menos eso nos habían contado. Teníamos tres opciones. La primera era contratar un crucero desde Lombok a Flores de tres días que incluía puntos de snorkel por el camino. Habíamos leído cosas horribles sobre estos cruceros y además el mar no andaba muy fino, así que descartamos esta posibilidad. La segunda era ir en barco hasta Bali y desde allí coger un avión a Flores, pero nos salía más cara que la tercera opción, que era comprar un vuelo desde Lombok a Flores haciendo escala en Bali. Después de darle muchas vueltas elegimos esta última con tan mala suerte de que la compañía Wings Air, la low cost de Lion Air, canceló el primer vuelo y nos hizo pasar una noche en Bali. Con todos los gastos pagados sí, pero nos llevaron a un hotel en medio de la autopista en el que no se podía hacer nada. Al menos tenía piscina y te pagaban la cena. Si el resto de parejas que iban con nosotros hubieran sido un poco divertidas, igual hasta la noche habría molado, pero la verdad es que eran todos un rollo. Así que nos quedó darnos un bañito nocturno y tomarnos unas cervecitas para olvidar, que al día siguiente llegaríamos demasiado tarde para coger cualquier barco que fuera a bucear a Komodo. Grrrrr, ya nos lo dijo un local después de que cancelaran el vuelo: “nunca voléis con Lion, siempre es mejor Garuda, aunque cueste un poco más”. A buenas horas mangas verdes.

wp-1475999411657.jpg
Leer más →