Yangón

Esta ciudad fue nuestra última parada en Myanmar. No tiene mucho que ver, pero encontramos las actividades suficientes como para disfrutar de nuestro último día en este país. Llegamos hasta allí en un bus nocturno de 14 horas desde Hsipaw, el mejor que hemos cogido hasta ahora. Era clase VIP, que son más grandes y cómodos, y nos costó 17.500 kyats (12€) a cada uno. En Yangón nos alojamos en un hostal, el Venus T, que a pesar de su buena puntuación en booking, daba bastante asquete. En esta ciudad es prácticamente imposible encontrar algo bueno y barato. Al menos los trabajadores eran muy majos, y nos llevaron gratis al aeropuerto al día siguiente.

Leer más →

Mandalay

Lo de los autobuses nocturnos en Myanmar es de coña. Además de llegar a horas intempestivas, en plena madrugada, llevan los altavoces a todo trapo. Con música o con algún programa de televisión. Son como los bakalas que abren la ventanilla del coche con la radio a un volumen ensordecedor, para que todo el mundo participe del horror con ellos. Cogimos un autobús de estas características desde el lago Inle, y a las 2 de la mañana llegamos a Mandalay. Menos mal que los del hotel que teníamos reservado, el Goldem Dream, nos dejaron entrar sin ningún problema en la habitación a esas horas.

Leer más →