Nueva Zelanda isla sur III

​Nos habían cambiado el alternador de la furgoneta y ya funcionaba perfectamente, pero el sol del que disfrutamos los primeros días, había sido solo un regalo de bienvenida. Tras dejar Wanaka, el cielo estaba totalmente cubierto, hacía un frío que pelaba, y en general, todo lo que veíamos era de un color grisáceo bajonero. Y aunque uno no quiera, el humor cambia según el clima, y se nos quitaban las ganas hasta de hacer chistes. Aun así, pusimos rumbo al Monte Cook con pocas esperanzas de verlo despejado y de camino allí pasamos por el lago Pukaki.


Leer más →