Mandalay

Lo de los autobuses nocturnos en Myanmar es de coña. Además de llegar a horas intempestivas, en plena madrugada, llevan los altavoces a todo trapo. Con música o con algún programa de televisión. Son como los bakalas que abren la ventanilla del coche con la radio a un volumen ensordecedor, para que todo el mundo participe del horror con ellos. Cogimos un autobús de estas características desde el lago Inle, y a las 2 de la mañana llegamos a Mandalay. Menos mal que los del hotel que teníamos reservado, el Goldem Dream, nos dejaron entrar sin ningún problema en la habitación a esas horas.

Leer más →

Hanoi

De Parque Nacional Phong Nha a HANOI

Desde el parque nacional de Phong Nha cogimos un bus nocturno hasta Hanoi, con una duración estimada de 13 horas. Nos habíamos levantado a las 5:30 de la mañana para hacer la excursión y habíamos empalmado con el bus sobre las 7 de la noche. Conclusión: llegamos a la ciudad más grande de Vietnam, la capital del país, con más de 6.000.000 de habitantes; con la misma ropa, la cara desencajada y el pelo frito, después de más de 24 horas en danza. El viaje se había hecho pesado y no habíamos podido dormir casi nada.

Leer más →

Hiroshima y Miyajima

Nos despertamos en Kioto, más temprano que nunca, para ir de excursión a la ciudad de Hiroshima y la isla de Miyajima. Teníamos que coger dos trenes bala, uno desde Kioto hasta Okayama, y otro desde Okayama hasta Hiroshima. Con el Japan Rail no puedes coger el tren directo, pero da igual porque te da tiempo a ir y venir en el día. Con el JR siempre tienes sitio en los trenes, ya que guardan algunos vagones para la gente que van sin asiento y tiene este abono. Aún así, nosotros recomendamos reservar sitio en cualquier estación un día antes para ir más cómodos. Una vez más recargamos pelotas de arroz, para no pasar hambre en el viaje. Leer más →