Kandy

Dejamos nuestro acogedor guest house en Dambulla, el Takeshi Inn, y en la misma puerta tomamos un bus para ir a Kandy, la capital cultural de Sri Lanka. No es que hubiera una parada física, pero cuando veías que pasaba el autobús levantabas la mano y te recogía. Así de fácil. Pagamos 95 rupias cada uno (0.6 euros) y tardamos unas dos horas y media en llegar. El trayecto fue fantástico, la única pega fue que el conductor no paraba de pitar y adelantar a todo el mundo, como si le fuera la vida en ello.
Llegamos a nuestro destino y nos encontramos una ciudad llena de ruido, atascos y gente. ¿Había merecido la pena venir a Kandy? Leer más →