Great Ocean Road

Tras las Blue Montains nos metimos una buena paliza de coche para situarnos a las puertas de la Great Ocean Road, que junto con Sydney, era lo que más nos apetecía ver de todo Australia. Nos hicimos del tirón 900 km y llegamos hasta Avalon, donde había una gasolinera estupenda con ducha, wifi gratis y un gran espacio para acampar y pasar la noche. Además, Víctor cocinó un guiso de pollo para chuparse los dedos. Si hicieran un master chef de campistas mochileros lo ganaba seguro. Está hecho un crack con el hornillo. Yo, Irene, que soy la jueza de todas sus creaciones, le puse un sobresaliente esta vez. Por el camino, ya fuimos viendo que el paisaje iba cambiando. Más árboles diferentes, no sólo eucaliptos, ovejas, vacas, y en vez de canguros aplastados, había wombats. Qué manía tienen los bichos en este país con cruzar la autopista!.

wp-1479511165015.jpg

Leer más →