El Nido parte II

Entre hogueras, ron y estrellas

Tal y como os hemos contado en El Nido parte I, nos encontrábamos 14 personas más la tripulación del barco, en una isla desierta, con tiendas de campaña y una hoguera. Cuando terminamos de cenar, el capitán abrió la veda del ron y apareció con una nevera de plástico, con un toque muy ochentero, llena hasta arriba de botellas de ron y coca-cola. Allí no había ni vasos, ni hielo, ni pajitas. Pero nos dio exactamente igual a todos. Para coger confianza, Paco, propuso un juego musical donde uno decía una palabra y los demás debían adivinar la canción. Todo esto en inglés, obviamente. Aquello fue una guerra de gritos, desafines, risas y muuucho ron. Estuvo graciosísimo y nos sirvió para conocer más al resto de personas. Así descubrimos a una chica holandesa con acento americano que viajaba sola por Asia y jugaba de manera profesional al póker; a un chico parisino, que después de trabajar con la gente más rica de su país, había decidido viajar por el mundo para cambiar el rumbo de su vida; y a otra pareja de franceses muy graciosos. El resto se fueron a dormir pronto, porque eran todos un rollo, pero aquellos cuatro resultaron ser muy guays. Nos lo pasamos genial y aprovechamos para hacer una sesión de fotos nocturas de las estrellas. Y alrededor del fuego pasamos la noche, cantando, bebiendo, y hablando cada uno de su vida.

wp-1456065943269.jpg

Leer más →

Kioto

La mejor forma de viajar por Japón, si vas a moverte en distancias largas dentro del país, es con el Japan Rail Pass. Se trata de un abono que te permite coger cualquier tren dentro de la red de JR, algunos autobuses y barcos, y también los shinkasen, que son los trenes bala. No es barato, pero merece la pena. Hay varias opciones: el de 21 días que vale unos 434€, el de 15 días que cuesta unos 340€, y el de una semana por unos 214€. Depende del cambio de moneda en ese momento y también los hay más caros para primera clase. Se compra por internet pero hay que hacerlo desde cualquier país fuera de Japón. Importante este dato. Nosotros optamos por el de una semana y los compró nuestra amiga Anita en España. Una vez activado, teníamos 7 días consecutivos para utilizarlo, y lo usaríamos para viajar hasta Kioto, Hiroshima, Nara, Hakone, y volver a Tokio. Leer más →

Tokio parte II

Para unos mochileros, como nosotros, tener un apartamento en Tokio era todo un lujo. Tan limpio, con su microondas, sus botecitos de champú y gel, su papel higiénico ilimitado, y su taza de wc que parecía del futuro, con miles de botones y un chorrito que te limpiaba tus partes íntimas. Además, pudimos poner una lavadora, aunque las instrucciones estaban en japonés y no sabíamos muy bien qué programa elegir. Intentamos utilizar el traductor de Google pero lo único que nos tradujo fue “rodilla” y “ardilla”. No entendíamos nada, así que improvisamos y la cosa salió bien. Aunque parezca lo contrario, los japoneses lo hacen todo fácil. Leer más →