Rajastán: Ranakpur y Udaipur

Nos levantamos en nuestra ciudad favorita (Jaisalmer) y fuimos a hablar con Ratan, el taxista que teníamos contratado para hacer la ruta por Rajastán. “Cari, tenemos que hablar seriamente…” “Esto no funciona”, “no eres tú, soy yo…” Y así durante un rato hasta que entendió que lo que queríamos era darle boleto. Nuestra intención era que nos llevara a Udaipur, que era el destino más lejano para aprovechar el coche lo más posible. Le pagaríamos lo correspondiente a tres días y si te he visto no me acuerdo. Él decía que nos dejaba en Jodhpur, a medio camino, y con eso ya había cumplido. Empezó una pequeña lucha dialéctica, mucho menos agresiva de lo que esperábamos, y acabamos ganando nosotros. La verdad es que no sabemos que le hizo cambiar de opinión porque fue así como de repente… El caso es que nos subimos al coche y empezamos el viaje hasta Udaipur. Serían 9 horas de trayecto, bastante tensas.

Visitamos el templo de Ranakpur

Durante el trayecto, nuestro taxista iba callado y con cara de pocos amigos mientras nosotros hablábamos sin parar y nos referíamos a él con un nombre en clave: “beicon”. Le dijimos que de camino parase en el templo de Ranakpur, que todo el mundo nos había recomendado, y nos sorprendimos cuando accedió a ello. Pensábamos que lo que quería era estrellarnos contra una vaca o prepararnos una emboscada para robarnos. Al final no era tan malo. La culpa es de la cantidad de series que vemos. Teníamos todo el rato la sensación de que nos iba a intentar matar, como a Ryan Hardy en “The Following”.

Eso sí, llegamos a Ranakpur 5 minutos antes de que cerrasen. Aún así nos dejaron pasar a ver el templo jainista más importante de India.

wpid-picsart_09-18-02.16.16.jpg

Nosotros no es que seamos de visitar muchos templos, pero este no te lo puedes perder. La verdad es que es alucinante. Fue construido en 1437 en mármol blanco y está inspirado en un sueño donde aparecía un vehículo celestial.

Aprendimos que el jainismo es una religión que proviene del hinduismo, más o menos a la vez que el budismo en el siglo IV a.C. y fue creada por la clase alta de la época. Los jainistas no creen en ningún dios, sino en hombres que han alcanzado la perfección y piensan que todo tiene alma: los animales, el viento, el agua, el universo. Su máxima es la no violencia, son vegetarianos y van con mucho cuidado para no quitarle la vida a ningún ser, incluso se tapan la boca para intentar no matar microorganismos.

wpid-wp-1442515950605.jpeg

Continuamos el viaje y llegamos a Udaipur. Pagamos los tres días a Ratan y en ese momento va y nos dice, “¿y mi propina? Casi nos caemos de culo al suelo. Le dijimos que no le íbamos a dar más y se metió en el coche mosqueado sin despedirse. Nosotros nos sentimos liberados.

Udaipur: la ciudad de los Lagos

Llegar de noche a cualquier ciudad no es una buena idea porque todo te parece horrible y te quieres ir de allí. Fuimos directos al Mewar Inn, un guest house que nos recomendó Teju, el amigo de Jaisalmer. Era muy normalito y estaba un poco alejado del centro. Eso sí, era baratísimo y el personal super amable y atento. La habitación doble nos costaba 250 rupias (3,3 euros). Un consejo: si vais no cenéis, porque son muy majos pero los pobres de cocinar no tienen ni idea.

Bajamos a comprar algo de picar a la calle y vivimos un momento impagable. Se oía música muy alta que provenía de una casa particular  y nos acercamos a cotillear. Resulta que era una fiesta tipo “my sweet sixteen” pero en versión india. Era una celebración religiosa donde un chico deja de ser un niño y se convierte en un hombre. Como si fuésemos una atracción más de la fiesta, nos metieron hasta el trono donde estaba el chaval sentado y bailamos con ellos una especie de coreografía en círculo. Fue patético. Menos mal que no hay fotos. Después nos dieron dos cocos y nos largaron del evento. Todo muy rápido, surrealista y divertido.

Al día siguiente fuimos en tuk tuk al centro por 100 rupias y con la luz del día nos cambio por completo el concepto de la ciudad.

wpid-wp-1442516729105.jpeg

Es como estar en un cuento. Hay varios lagos artificiales unidos por canales y el más grande, el Pichola, está rodeado de hoteles que parecen palacios, ghats (escalinatas) donde se baña la gente local, templos y el City Palace, la atracción principal de Udaipur.

wpid-wp-1442525678263.jpeg

Las calles te recuerdan a un pueblecito de Cádiz, con sus tiendas de ropa, sus restaurantes cuquis y sus puestos de artesanía. Demasiadas motos y coches para nuestro gusto, como siempre pasa en India. Pero no es lo que vimos en el estado de Uttar Pradesh. En Rajastán es todo mucho más tranquilo y limpio. Está claro que vamos a mejor en la India.

Entramos al palacio museo, que cuesta 250 rupias por persona, y tampoco nos pareció nada del otro mundo. Se trata de un conjunto de palacios y jardines a pie del lago. Está bien cuidado y limpio, es mono, pintoresco, diferente… Pero al final nos divertimos más interactuando con la gente que visitando monumentos. Dentro, de nuevo, quisieron hacerse fotos con nosotros y estuvimos un rato posando y charlando con una familia india.

wpid-wp-1442525685664.jpeg

Al salir, yo, Irene, me fui a hacer las cejas con hilo y un tratamiento facial por 350 rupias todo (4,6 euros). No hay nada que me guste más que ir a que me pongan potingues en la cara. Me dejó estupenda. Ahora, delicadeza ninguna. Me limpió los poros a base de manotazos. Menuda paliza.

Después subimos al templo jainista Jagdish, que es gratis y bastante bonito. Está en el centro de Udaipur y se ve en cinco minutos.

wpid-wp-1442579771321.jpeg

Además nos pilló una especie de fiesta en honor a Ganesh, que es nuestra divinidad favorita. Ganesh se representa con cuerpo humano y cabeza de elefante. Es patrono de las artes y las ciencias, y el dios de la inteligencia y la sabiduría. Su nacimiento, según la versión más popular, cuenta que Shiva abandonó su hogar cuando Parvati estaba embarazada. Shiva después de un tiempo volvió y tuvo una disputa con su hijo, llevándolo a la muerte sin saber que había matado a su propio vástago. Parvati a consecuencia de ese acto, quedó sumamente afligida. Entonces Shiva prometió sustituir la cabeza del recién nacido con la del primer bebé que no estuviera en el regazo de su madre. El único ser vivo que cumplía los requisitos fue el elefante.

wpid-wp-1442580065359.jpeg

Acabamos cenando en un sitio increíble: el Hari Garh restaurant. Tiene unas vistas magníficas de la ciudad iluminada y reflejada sobre el lago. La comida está buenísima aunque no es barata. Súper recomendable para una noche. Pedid el pollo “murg tika” con salsa de menta. Espectacular. Hay muchos más restaurantes que no tienen mala pinta. Además, en mucho de ellos proyectan Octopusy, de James Bond, que se rodó allí.

Os dejamos la foto de un símbolo que vemos mucho aquí, un sol con bigote, súper moderno para tener tantos años.

wpid-wp-1442579893188.jpeg

Volvimos al hotel reventados después de 11 horas sin parar pero súper contentos de haber disfrutado tanto de Udaipur. Un último consejo, para disfrutar de vistas panorámicas de la ciudad, subid al mirador que está al lado del lago Dudh Talai.

wpid-wp-1442630041096.jpeg

Hoy la canción va dedicada a mi primo Alfredo y a su programa “Llámame Fredy” de radio 4G (radio4g.com), donde colaboramos todos los jueves sobre las 20:30 hablando del viaje.

Pueden ver fotos y vídeos de India, en la web amiga del viajero Rafa, clicando en este enlace http://micamara.es/india

4 thoughts on “Rajastán: Ranakpur y Udaipur

  1. Isla Nolan

    Qui ne va pas aller au palais en visitant Udaipur. C’est beau, beaucoup de superbes vues sur le lac et la ville depuis les hauts murs. L’intérieur a une belle architecture, des cours incroyables qui donnent une sensation magique, et vous apprenez un peu de l’histoire du Rajasthan et de sa famille dirigeante. Nous l’avons vraiment apprécié. Nous avons réservé une visite par Padharo Udaipur, le guide était très instructif et nous avons beaucoup appris sur l’histoire.

    Reply
  2. Pingback: Resumen de India - Blog de Viajes -

  3. hell

    Fan del verbo ser fan!!!! Amo vuestro blog taaaanto!!!!me acompaña en las noches!!! Estoy allí!!! ❤️

    Reply

Deja un comentario