Krabi – Railay

Krabi

Nuestra primera parada en Tailandia fue Krabi. Más concretamente la península de Railay, que está situada entre la ciudad de Krabi y Ao Nang. Si quieres aprovechar el viaje lo mejor es que directamente cojas un vuelo a otra ciudad después de aterrizar en Bangkok, sobre todo si tu vuelo llega a primera hora de la mañana. Además, hay compañías muy baratas y una gran variedad de horarios disponibles. Nosotros recomendamos dejar Bangkok para el final.

Railay

Railay es sin duda la mejor parte de Krabi y un lugar imprescindible para visitar si estás de viaje por Tailandia. Para llegar a Railay tienes que coger un bus desde el aeropuerto de Krabi al puerto de Ao Nang y una vez allí esperar una barca que te lleve hasta la pequeña península. Es la única manera de ir, no se puede llegar por tierra. Tendrás que esperar pero lo bueno es que lo puedes hacer comiendo algo Thai y bebiendo cerveza. Eso sí, olvídate de tomarte una cerveza bien fría porque es muy complicado encontrarlas en Tailandia. En general están bastante calientes para nuestro gusto en casi todas partes.

wpid-wp-1432818145840.jpeg

Todos los barcos te dejan en Railay West que es donde está una de las mejores playas y lógicamente los hoteles más caros. Nosotros nos quedamos en Railay East que hay hoteles mucho más baratos, aunque en general no es una parte especialmente económica en cuanto a calidad precio. La playa de la zona este es de manglares y no te puedes bañar pero tienes la parte oeste a 3 minutos andando y te puedes ahorrar bastante durmiendo ahí.

El agua de Railay no es especialmente cristalina como en otros lugares de Tailandia pero lo realmente increíble de esta zona es el paisaje de mar y montaña que tienes constantemente frente a tus ojos. Además hay muy buen ambiente mochilero y por la noche es bastante divertido.

wpid-wp-1432825028842.jpeg

Playas de Railay

En Railay hay otras dos playas: la de Tonsai y la de Pranang. A la primera puedes llegar andando desde Railay West y tiene una ambiente mucho más hippie que las otras.

Para llegar a Pranang desde Railay West, también andando,  pasarás por un camino lleno de monos acostumbrados a los turistas así que si te descuidas se lanzarán a por ti para ver si tienes algo de comida. En ese mismo camino hay una pequeña liana por donde puedes llegar hasta una montañita y ver las vistas desde arriba. Es una subida corta y fácil que podría hacer cualquier persona. Merece la pena subir.

wpid-wp-1432818149994.jpeg

La playa de Pranang es para nuestro gusto la mejor de todas. También es bastante curiosa porque tiene una pequeña cueva con un altar lleno de penes de todos los tamaños y colores. La Penis Cave, una especie de santuario a la fertilidad. Si puedes, quédate a ver el atardecer desde esta playa porque es espectacular.

wpid-wp-1432825039521.jpeg

Nosotros pasamos solo un día en Railay pero yo creo que para disfrutar bien hay que estar un par de ellos, sobre todo si llegas de un viaje largo y te pasas el día dormitando. Nuestras caras a la mañana siguiente mientras esperábamos en barco para ir a Koh Phi Phi era todo un poema…

 

wpid-wp-1432818135382.jpeg

No obstante, nuestro ánimo y nuestra ilusión no decaían porque el paraíso se encontraba ya muy pero que muy cerca…

Deja un comentario