Katmandú

Llegar a Nepal fue toda una odisea. Compramos hace tiempo unos billetes con Pegasus Airlines para Dubai, con escala en Estambul y después un vuelo Low Cost con Fly Dubai hacia Katmandú. Lo habíamos cuadrado perfecto pero Fly Dubai cambió de hora el vuelo y acabamos haciendo una escala de 12 horas en Dubai. Al final no fue tan duro como pensábamos porque los vuelos de Pegasus se retrasaron y porque nos hicimos un pequeño apartamento en la moqueta cochambrosa del aeropuerto, que compartimos con una familia musulmana y en el que pudimos dormir durante horas. No repetiría la experiencia con Pegasus, hubiera sido mucha mejor opción la Turkish pero en ese momento no daba la opción. Por lo visto es una de las compañías que baja el precio a medida que se acerca la fecha.

wpid-wp-1440173549766.jpeg

 Al llegar a Katmandú tuvimos que hacer el visado. Súper rápido y sencillo, solo tuvimos que rellenar un papel en el avión y otro documento digital que hacías tú mismo en unas máquinas del aeropuerto. No necesitas foto y puedes pagar en dólares o euros. Nosotros elegimos la visa de 30 días que cuesta 40 dólares, pero puedes hacer la de 15 días por 25.

Habíamos reservado un hotel en el barrio de Thamel, en el que se quedan todos los extranjeros y en el que hay más opción de bares y restaurantes. El taxi hasta allí nos costó 700 rupias nepalíes (algo más de 6 euros), un precio establecido por el que es prácticamente imposible regatear. El choque al llegar a Thamel fue bastante fuerte. Una locura de luces, música a todo trapo, coches y motos casi atropellando a la gente que te encuentras de repente tras 27 horas de viaje a la espalda.

wpid-wp-1440179631862.jpeg

Nos costó encontrar un sitio para cenar porque los veíamos demasiado turísticos y caros para lo que eran y acabamos tomando el plato típico, el Dal Bhat, en el sitio más cutre que encontramos. Buenísimo, pero picaba que se te saltaban las lágrimas. Más tarde nos enteramos de que comer en un sitio típico nepalí es imposible, los restaurantes son para turistas con los mismos precios, bastante inflados, en todos los locales. El hotel que elegimos fue el Holiday House que estaba muy decente por 21 euros.

Al día siguiente amanecimos muy descansados y felices y nos dispusimos a dar una vuelta por la ciudad, antes de cambiarnos de hotel a uno más barato que nos había recomendado el taxista del día anterior, obviamente porque trabaja allí. Fuimos caminando hacia el centro y un joven nepalí nos captó para hacernos una ruta por el mercado local y los pequeños templos de la zona. Accedimos sabiendo que al final nos iba a pedir algo a cambio pero como su petición fue comida para su familia nos pareció bien.

wpid-wp-1440173199828.jpeg

Cuando nos llevó a la tienda para comprar arroz y leche, nos dimos cuenta de que nos estaba intentando timar. Nos pedían 25 euros por un paquete de cada y rápidamente vimos que estaban compinchados para quedarse la pasta. Nos da mucha pena que en un país que lo está pasando tan mal hagan esto, porque al final los que lo necesitan de verdad no te piden nada y encima te abren las puertas de su casa. Al final discutimos y le dimos 2 euros por el tour de media hora. Lo mejor si quieres ayudar en Nepal es trabajar con asociaciones ya establecidas. Españoles que hay por aquí nos han hablado de un grupo de Facebook que se llama Hugging Nepal que hace diferentes actividades en campos de refugiados.

Tras cambiarnos al hotel Padiwar, que por 12 euros está correcto, fuimos a visitar la Basantapur Durbar Square y el Monkey Temple.

La primera nos impactó bastante porque no queda nada prácticamente en pie. Tras el terremoto se han caído 3 de los edificios del templo y está lleno de escombros. El gobierno ha puesto una tasa de 750 rupias a los extranjeros que lo visiten para su reconstrucción.

wpid-wp-1440172254206.jpeg

En la plaza había varias azoteas con sombrillas que parecían restaurantes o bares, y subimos a tomar algo para poder verlo desde lo alto. Además del templo hay unas vistas increíbles de todo el valle de Katmandú con las montañas de fondo y puedes disfrutarlo por las 75 rupias (62 céntimos) que vale un refresco. Si quieres cerveza te sale un poco más caro, unas 380 rupias, lo mismo que un plato de comida. Eso sí, las cervezas son de 660 ml y las cuatro marcas locales están bien.

wpid-wp-1440174300055.jpeg

Después fuimos hacia el Monkey Temple que está encima de una montañita y tuvimos que andar durante una hora. Debe ser bastante raro que la gente vaya andando hasta allí porque todo el mundo se nos quedaba mirando, incluso una niña se cambió de acera para saludarnos: namasté!! También es un poco peligroso por el tráfico y el barro que hay en esta época, pero estamos mochileando, así que nada de comodidades que nos queda mucho por recorrer. Al llegar subimos como un millón de escalones llenos de monos por todas partes.

wpid-wp-1440174314921.jpeg

El templo en sí es bonito, tiene alguna zona que se ha derrumbado pero se ha mantenido bastante. Además de las vistas desde allí puedes encontrar rincones muy interesantes e interactuar con gente local, de la buena.

wpid-wp-1440174321195.jpeg

wpid-wp-1440172504668.jpeg

Y por la noche volvimos a Thamel para cenar en una turística y muy mona terracita donde tomamos el otro plato típico, porque en los restaurantes solo hay dos, el resto son de otros países y no les salen muy bien… Este segundo plato local es el Momo, una mezcla de gyozas y samosas que está buenísimo. Y a dormir! Si alguien lo consigue porque en este barrio con la música tan alta es complicado. Eso sí, puede sonar de todo, desde Metallica, a house, pasando por las típicas canciones orientales. Aquí dejamos un tema oído por las calles de barrio con más vida de la ciudad.

Pueden ver fotos y vídeos de Nepal, en la web amiga del viajero Rafa, clicando en este enlace http://micamara.es/nepal/

13 thoughts on “Katmandú

  1. Alejandro

    Hola!.
    El otro día os vimos en la charla de las jornadas viajeras de Iati y no encantasteis. Tanto vuestro buen rollo y como la forma de contarnos vuestra vuelta al mundo. Así q teneis dos seguidores más para vuestro blog (También somos una pareja).
    Hemos Empezado a leeros desde este post que creo q es el primero. Que chulas las.vistas panorámicas de Katmandú desde las azoteas. Debe haber sido impactante ver con los restos del terremoto.
    Seguiremos leyendo…
    Saludos-Alejandro

    Reply
  2. Esther

    Hola esperamos que os gustara Nepal y podáis repetir otra vez. A nosotros nos gusto tanto que ya llevamos más de 3 años viviendo aquí. También tenemos un blog, aunque en sus inicios:
    nuestronepal.blogspot.com
    Saludos!! 😉

    Reply
  3. Pingback: Resumen de Nepal - Madrid Ya No Nos Quiere

  4. Jurgen

    Me ha gustado mucho la narración de vuestro viaje, ameno y muy informativo. Estuve allí antes del terremoto y ver el templo Basantapur asi…que pena. Lo del guia…es lamentable, usar esta tragedia para sacar dinero.
    os seguire leyendo!

    Reply
    • Irene&Victor Post author

      Muchas gracias guapa!!! Nos encanta que te guste. En breve más…

      Reply
    • Irene&Victor Post author

      Ya… Una pena pero hay mucha más gente buena que mala y eso compensa.

      Reply
  5. Ignacio

    Pinta bien el principio del viaje, seguro que se va a poner muy interesante con el paso de los días. Esperando el siguiente post, un abrazo desde Alicante chicos!.

    Reply
    • Irene&Victor Post author

      Muchas gracias por los ánimos y encantados de que te guste. En breve habrá más. Un abrazo desde Katmandú

      Reply

Deja un comentario