Goa

Después de mucho sopesar la manera de llegar a Goa, decidimos que lo mejor era coger un vuelo (Air India) desde Jaipur. Eso suponía hacer una escala de 4 horas en Nueva Delhi y una parada sin bajar del avión en Bombay. Vamos, todo el día en aviones y aeropuertos.
Mucha gente nos había dicho que no fuéramos a Delhi, que no tiene mucho que ver, está sucio y te timan a tope. Hicimos caso y no salimos de aeropuerto. Ahora, fue la mejor escala de nuestra vida. Tienen todo limpio impoluto y hay tumbonas para dormir si tienes muchas horas por delante. Nos comimos una “Mac chiken maharajá” y nos echamos dos horas de siesta. Tan ricamente, o como dirían algunos que yo me sé “tan Ricky Martin”.
Llegamos a Goa de noche, con muchas expectativas y muchas ganas de ver por fin la playa, pero a la mañana siguiente nos llevamos un pequeño chasco…

Agonda

Optamos por ir a las playas del sur de Goa, que según dicen son muy tranquilas y bonitas. Lo primero que hicimos al bajarnos del avión fue buscar a alguien para compartir taxi, como buenos mochileros que somos ya, y encontramos a una pareja de isralíes. Eran majísimos y súper habladores. Nos contaron lo mucho que les gusta India, que han ido cuatro veces, que no nos podemos ir sin conocer Hampi y que a ellos por ser de Israel les sale todo más barato. Nota mental: decir que somos de allí cuando negociemos el próximo alojamiento. Nos hablaron también de la situación en su país. Alucinamos cuando nos contaron su experiencia en el ejército (tanto hombres como mujeres tienen que pasar unos años obligatoriamente en él).

Las tarifas de taxis en Goa están ya fijadas por el gobierno. Nosotros pagamos 1700 rupias (22 euros) entre los cuatro por unos 60 kilómetros.
Llegamos a la playa de Agonda muy tarde, justo para dormir en un guest House muy normalito que habíamos cogido por booking. Se llamaba casa Amarela, y estaba justo en frente de la iglesia del pueblo. Al día siguiente nos despertamos con estas vistas tan estupendas.

wpid-wp-1443154767942.jpeg

Goa fue colonia portuguesa desde el siglo XV hasta el XIX. Por aquel entonces los habitantes se tenían que convertir al catolicismo o abandonar la colonia. El conjunto de iglesias y conventos de Goa fue declarado patrimonio de la humanidad en 1986.
La iglesia de Agonda es preciosa y la playa está muy bien, el problema era que estaba todo cerrado, tapado con lonas azules y en obras. Daba pena verlo. Esta zona de costa empieza su apogeo en octubre y dura hasta mayo cuando da comienzo el monzón. Durante este periodo permanece todo cerrado y las lluvias destrozan la mayoría de los bungalows, por lo que en verano los locales se dedican a reconstruirlo todo de nuevo. Nosotros llegamos justo al final del monzón y aunque hacía un sol de escándalo, aún no había comenzado la temporada turística. No había apenas opciones de alojamiento y comida, así que cogimos un tuk tuk y nos fuimos a la siguiente playa.

wpid-wp-1443154833474.jpeg

Palolem

Esta playa tiene fama de ser la mejor de Goa y al recibir muchos más visitantes, tiene una mayor oferta de hoteles y restaurantes aunque no estemos en temporada alta. Según llegamos lo primero que hicimos fue bañarnos en el mar, que lo estábamos deseando.

wpid-wp-1443154797642.jpeg

El agua de Goa no es cristalina y no es un sitio para hacer snorkel, buceo, pero las playas son larguísimas y están llenas de palmeras. Eso sí, el agua está como un caldo. Lo bueno de venir en septiembre es que no hay nadie y estás prácticamente tú solo junto con las vacas y los cangrejos que dejan la arena llena de bolitas.
Ese primer día decidimos darnos un capricho y coger un buen hotel. Nos lo merecíamos después de tanto viaje de un lado a otro. El elegido fue el Hotel Palolem Inn, con una buena habitación por 2620 (35 euros) y lo que más nos gustó de todo: piscina. Qué le vamos a hacer, somos unos piscineros de primera categoría y de vez en cuanto el cuerpo nos pide bañarnos en una, por mucha playa que tengamos cerca.

wpid-wp-1443156502504.jpeg

Por la noche cenamos en el Maria Guest House el mejor “thali” que nos hemos comido hasta ahora. Esto lo hay tanto en Nepal como en India. Es un menú que te ponen en una especie de bandeja metálica de comedor de colegio dividida en departamentos. Estaría bien poner una foto pero no nos acordamos de hacerla porque estábamos en modo “gocho total”. Este menú es una buena opción para cenar rico y barato. Cuesta unas 200 rupias (2,8 euros) y lleva lo siguiente:

  • Curry vegetal o de pollo
  • Chapati (pan)
  • Arroz
  • Ensalada de vegetales
  • pa de lentejas o judías
  • Raita (salsa de yogur)
  • Postre

Patnam

Al día siguiente nos despertamos y nos cambiamos de alojamiento a uno mucho más barato. El Gaspar Guest House. Estaba todo muy nuevo y limpio. Dormimos por 600 rupias (8 euros) en una habitación enorme con terraza. Está ubicado en la calle principal de Palolem donde hay un poco más de vidilla, con muchas tiendas y restaurantes. Allí alquilamos unas bicis por 150 rupias (2 euros) cada una y nos fuimos hacia el sur para ver la playa de Patnam.

wpid-wp-1443154852956.jpeg

Esta playa sí que está desierta de verdad. Al menos en esta época. Por no haber no hay ni vacas. No es tan bonita como Palolem pero al no estar tan recogida, el agua está más fresquita y hay más olas. Nosotros estuvimos disfrutando de la sensación de tener una playa para nosotros solos y lo pasamos en grande recordando las clases de gimnasia del cole. Además el camino hasta allí fue muy agradable, entre palmeras, vacas y negocios locales.

wpid-wp-1443154886029.jpeg

Por la tarde volvimos a Palolem a comer algo en una terraza a pie de playa y ver el atardecer. Se llamaba “Café del mar”, pero en vez de pedirte un gin tonic ibicenco te puedes zampar un chiken korma buenísimo por 250 rupias (3,3 euros). En un día habían aparecido de repente muchos más turistas y había más ambiente. Quedaba oficialmente inaugurada la temporada 2015/2016 en Goa.

wpid-wp-1443154959110.jpeg

Por la noche en Palolem la gente se reúne en la playa a tomarse unas cervecitas en la arena. Vamos, que hacen botellón. Como Alicante en sus buenos tiempos. Encima aquí también les van los petardos. La cerveza local kingfisher de 650ml cuesta 70 rupias (algo menos de un euro). Para que os hagáis una idea, una del mismo tamaño en Nepal costaba más de 3 euros. Nosotros nos apuntamos a hacer lo mismo que ellos bajo la luz de la luna. La verdad es que se estaba de lujo porque la temperatura era perfecta y no había mosquitos.

Y a 100 metros de la playa, dos camiones, uno con una figura gigante de Ganesh y otro con altavoces de donde salía un tipo de música entre bollywood y maquina total. Locales y guiris lo daban todo bailando en honor a dios elefante. Era una mezcla de fiestas de pueblo, las carrozas del orgullo gay y un paso de Semana Santa.

wpid-wp-1443180718680.jpeg

El último día aprovechamos la playa de Palolem lo máximo posible. Cuánto más tiempo pasas en ella más te gusta. Estuvimos todo el rato en el agua cogiendo olas, pero sin tabla. No vimos ningún sitio para alquilar.

Goa nos ha parecido un buen destino para descansar un poco después de hacer la ruta por el norte, que es una locura. Pero tampoco tiene mucho más que playas, palmeras y cerveza barata. A ver que es un planazo, pero para nosotros, que somos de espíritu inquieto, nos bastaba con estar tres días.

wpid-wp-1443178774241.jpeg

La última noche cogíamos un bus cama para lanzarnos de nuevo a la carretera. Aún nos quedaba por visitar uno de los sitios que más nos apetecía ver en India…

Pueden ver fotos y vídeos de India, en la web amiga del viajero Rafa, clicando en este enlace http://micamara.es/india

6 thoughts on “Goa

  1. Pingback: Resumen de India - Blog de Viajes -

  2. Ivan

    Ei!! que tal va por Goa???!!!! soy el chico de Barcelona, el del bus de Pushkar hacia Ajmer!! el día 3 de octubre bajare para allí!! felicidades por el blog!! :))

    Reply
    • Irene&Victor Post author

      Hola Iván! En Goa estuvimos genial porque aún no ha empezado la temporada y las playas estaban desiertas. Si vas a Palolem come en el Maria Guest house, está muy rico y es barato.

      Reply
      • Ivan

        Ok!! os tomare el consejo 🙂 el sábado estaré por allí!! disfrutar del viaje y ya os voy leyendo!! me ha encantado el top ten de lo bueno y lo malo de india jajajjaa doy fe de ello!! enhorabuena!! un fuerte abrazo a los 2 😉

        Reply
    • Irene&Victor Post author

      Muchas gracias guapa! Vaya viaje te has pegado tu también, no? Besos

      Reply

Deja un comentario